Columnas

“Solo se ganó una etapa”

Hace algunos días y como es costumbre despertaron los medios de comunicación por el triunfo del equipo Point Cola  y con ello el triunfo de su navegante Javiera Román junto al destacado piloto Martín Scuncio.

Más allá del boom mediático que esto significo y que pareciera hacernos creer sin desmerecer este tremendo logro en la categoría más compleja del país que no hay mujeres compitiendo. Y es que el morbo digno de alimentar de los medios necesita subirse al carro feminista y comenzar a establecer las bases mediáticas para ello, sea con referentes políticos, sociales o deportivos como Javiera.

Pero no nos mareemos con la verdad impuesta y vamos más allá, la verdad es que gráficamente y metafóricamente Javiera no ganó un campeonato, ganó una etapa en la búsqueda de una igualdad de sexos, en la verdadera igualdad y no en esa lucha ideologizada que otros nos quieren hacer creer. Javiera dio un paso importantísimo en la apertura mediática del telón que cubre al resto de mujeres que hacen radio motor, rally, karting con la chica Perez de Arce,  o en funciones técnicas como la Fran Aceitón. La invitación es a aprovechar el impulso y comenzar a apoyar de manera igualitaria el desempeño de las féminas sin el ánimo de complacer por complacer.

El pero del medio que busca engullir el morbo, es su fugacidad  y es que pareciera no ir más en profundidad y saber que la carerra de Javiera no es actual y que fue disminuida por el medio, que es representante para la FIA de nuestro país y que el equipo Point Cola, Familia que la acogió reforzó sus convicciones. No seamos ciegos y seamos más francos solo se ganó una etapa.

El triunfo de Javiera es memorable y admirable, pero que no nuble la realidad, de que en el medio, igualdad no existe. Digno de pensar.

 

Por : Edgardo Chávez

Fotos : Revista Tell

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*